Otro

Una cucharada para mamá


Si el medicamento tiene un sabor agradable, Mayalen se lo ofrece a su hija directamente con la cuchara. Presiona suavemente la barbilla de Ludivine para abrir la boca, luego coloca la cuchara en el labio inferior. Luego inclina suavemente la cuchara, dejando que Ludivine succione la medicina a su propio ritmo. Solo queda limpiar y esterilizar la cuchara hasta la próxima vez.

Si el medicamento tiene un sabor agradable, Mayalen se lo ofrece a su hija directamente con la cuchara. Presiona suavemente la barbilla de Ludivine para abrir la boca, luego coloca la cuchara en el labio inferior. Luego inclina suavemente la cuchara, dejando que Ludivine succione la medicina a su propio ritmo. Solo queda limpiar y esterilizar la cuchara hasta la próxima vez.